miércoles, abril 30, 2008

domingo, abril 27, 2008

sábado, abril 26, 2008

viernes, abril 25, 2008

miércoles, abril 23, 2008

martes, abril 15, 2008

miércoles, abril 09, 2008

martes, abril 08, 2008

sábado, abril 05, 2008

viernes, abril 04, 2008

martes, abril 01, 2008

Esencia de él.

"A Xavier en aquellos años, por aquel tiempo".

Esencia de ti.



En la frialdad de mi cama recuerdo tus dedos rozando mi cara,
enredándose en mis cabellos,
conociendo el entorno de mis dedos como limando mis uñas,
arañándome el alma con una sonrisa y revelándome otra.

Besando mis pupilas,
cortándome las alas para no salir de ti uniendo latidos,
viviendo con pasión la pasión.
(Conmigo cuando te veo apretando mi dedo,
aniquilado en la cama devorando algún bostezo te veo y te beso...
Conmigo cuando duermo partícipe de mis sueños en el valle secreto
donde te veo con tus ojos brillantes y te mientosi te digo que no te quiero
porque con un respiro incansable y mil suspiros amor te tengo)

Y te veo y te beso y es como tomar agua,
la mejor agua
Y me encierras en una botella cortando mi aire,
narrando silencio,
silencio soplando un te quiero.
Abriendo tu boca para vivir dejando escapar un beso
revelándote a todo color
Pagando tu renta al corazón,
ofreciendo rebelión a tu alma

Y te veo desde el farol de la zona donde me encerraste;
yo iluminada y serena poniéndote luz para encontrar tus rostros,
comiendo ángulos para ver la fantasía que trajo tu sombra enamorada,
enamorada, enamorada bajo un techo de letras,
papeles y vino donde no canta el gallo
Y veo el común azul en tu cara cansada de vernos bajo el techo blanco
y más horas con tu pelo mojado hacía un lado derramando gotas que bajan a tu pecho
y empapan tu espalda

Y nos vemos produciendo amor
jodiendo los días sin cada uno
Cortando horas, haciendo planes frente a la tele, sobre la cama.
Y yo cociendo el ronquido que produces cuando duermes de espalda a mí con tu enorme cuerpo,
con tu pie sobre el mío,
haciendo nuestro guión desenterrado

Y te veo dormir y dormir y luego duermo yo,
despertando con tu brazo en mi cintura, tu beso en mi cabeza,
abrigando mis hombros con el beige de las sabanas, pisando fuerte para no correr.
haciendo amor
Y sonrío, volteando para alcanzarte un beso
y tú sonríes colgando mi corazón y el tuyo junto a la espesura del cariño,
de los años, los tres años
Y quitas las vetas de mi alma para tenderte todo, todo tu, solo tu.
Matándome lentamente
postrado discípulo que comes mis venas,
que me hurtaste toda.